Back to Home

REFORMA 2006 SECUNDARIA RES 2006

REFORMA EDUCATIVA 2006

ENSEÑANZA DE LA LENGUA EXTRANJERA INGLES EN SECUNDARIA

3. METODOLOGIA

3.1. El papel del maestro y de los alumnos

En el presente currículum el estudiante es considerado como un constructor activo del conocimiento. El maestro, por otro lado, es considerado como un usuario del lenguaje mas experimentado quie está a cargo de crear las condiciones para que los alumnos aborden el idioma, y de guiar el proceso. El docente es entonces responsable de establecer un diálogo con los estudiantes acerca y a través de textos orales y escritos, de forma que los alumnos se conviertan en participantes efectivos de una comunidad hablante de inglés: el salon de clases.

Si, como se mencionó antes, el aprendizaje de una lengua extranjera significa aprender lo que un usuario experto hace durante/ para interpretar y producir textos en un contexto social, entonces enseñar apuntando hacia ese objetivo implica analizar lo que hacen los maestros expertos para promover dicho aprendizaje. Desde esta perspectiva; los maestros efectivos son aquellos quienes:

3.1.1. Marco de metodología para la enseñanza

Con base en el modelo del aprendizaje a través de la experiencia definido previamente, se diseñó un marco de metodología para la enseñanza que pretende dar respuesta a la pregunta de cómo queremos que los maestros enseñen y que los estudiantes aprendan. El marco ayuda a ilustrar cómo se conceptualiza el proceso de enseñanza en este programa, y cómo esta concepción se expresa en las diferentes secciones de un bloque (thematic unit) del programa.

El proceso comienza con la exposición de los estudiantes a un TEXTO oral o escrito, basado en el TEMA del bloque, y que contiene las FUNCIONES del lenguaje estipuladas para ese bloque. Los indicadores de los APRENDIZAJES ESPERADOS que corresponden a la interprtación de los textos (ESCUCHAR/LEER) describen el trabajo con los textos, esto es, lo que los estudiantes hacen con los textos. Esta es una etapa de experiencia concreta con un texto.

A partir del lenguaje contenido en el texto, el docente selecciona las áreas en las que se centrará. Los aspectos de la lengua sobre los que se reflexionará en cada bloque están descritos en la sección REFLEXION SOBRE LA LENGUA. Es importante mencionar que esta es una etapa para conducir la observación reflexiva de la lengua, lo que significa que los estudiantes mismos deben intentar captar el sentido de cómo funciona la lengua. Al hacer esto, los estudiantes avanzan hacia una etapa de conceptualización abstracta, en la cual elaboran generalizaciones sobre la lengua. El maestro debe buscar la manera de promover y guiar la reflexión, y redirigirla cuando sea necesario.

La siguiente parte del proceso consiste en hacer que los estudiantes usen el lenguaje a través de tareas, que va de lo controlado a lo libre. Algunos ejemplos de las producciones esperadas se describen en la sección PRODUCCIONES MUESTRA. Los indicadores de APRENDIZAJES ESPERADOS correspondientes a la producción de textos (HABLAR/ESCRIBIR) describen lo que los estudiantes hacen para crear textos. Esta es una etapa de experimentación activa, donde los estudiantes deben tener la oportunidad de probar sus hipótesis sobre el funcionamiento del lenguaje.

Dado que los alumnos poseen un dominio limitado del lenguaje, pueden experimentar ciertas dificultades en algún punto del proceso de interpretación y producción de textos. Los indicadores de la sección COMPETENCIA ESTRATEGICA describen estrategias que los alumnos deberán desarrollar para compensar su falta de lenguaje. Estas estrategias deberán avanzar gradualmente de lo no verbal hacia lo verbal como resultado de un mejor conocimiento del idioma.

El marco de metodología para la enseñanza del inglés en la educación básica no es una descripción rígida del proceso de enseñanza. Es sólo un punto a partir del cual los profesores pueden encontrar formas alternas de abordar los contenidos del programa, considerando las necesidades de sus estudiantes y su estilo personal de enseñanza.

3.1.2. Actividades habituales y continuas

Como parte de la metodología para la enseñanza, se propone incorporar una serie de actividades rutinarias. Ello con el fin de dar confianza en el salón de clases a los alumnos, dar un sentido de pertenencia al grupo y, al mismo tiempo, hacer más eficientes los procesos del salón de clases. Las actividades habituales son aquellas que se efectúan frecuentemente en el salón de clases, independientemente de cúales sean los puntos de enseñanza específicos. Hablar en inglés todo el tiempo durante la clase, formar grupos o pares a través de procedimientos establecidos, y recurrir a diccionarios para resolver dudas son todos ejemplos de actividades habituales. Estas actividades no pueden ser predeterminadas: el maestro y sus estudiantes deberán construirlas a lo largo de un ciclo.

Las actividades continuas, por su parte, son proyectos de mayor longitud en los que el docente y los alumnos se involucran a fin de extender el aprendizaje de clase y consolidar el sentido de grupo. Tras un acuerdo entre el docente y sus alumnos se podría trabajar, por ejemplo, en la elaboración de un periodico escolar, en la lectura de un libro en inglés, en la investigación sobre un tema particular, etcétera. Estas actividades no estan contempladas dentro del programa, por lo cual se recomienda reservar tiempo de clase cada semana para el desarrollo de las mismas.

3.2. Los materiales

Los materiales juegan un papel altamente significativo en este programa. Como se habrá podido inferir de la propuesta metodológica para la enseñanza, la calidad de los materiales (orales y escritos) a los que serán expuestos los alumnos tendrán gran influencia sobre sus producciones. Si bien los textos auténticos son ideales para el trabajo que se propone, los docentes no siempre tienen acceso a éstos. Por ello, es esencial que los textos diseñados con propósitos didácticos reflejan las características de los textos de la vida real: que tengan un propósito claro, que estén contextualizados, y que contengan modelos de lenguaje auténticos.

Adicionalmente, debe recordarse que la autenticidad de las tareas es igualmente importante, si no más, que la autenticidad del texto. Si los estudiantes han de ser participantes exitosos de las prácticas sociales del lenguaje, es fundamental que se involucren en tareas que reflejen el mundo real.

3.3. La evaluación

La evaluación es un proceso a través del cual todos los involucrados en la educación -maestros, alumnos, padres de familia, etcétera- obtienen información sobre el aprendizaje. La evaluación puede ayudar al alumno a identificar lo que ha aprendido dentro de un periodo de tiempo determinado, y aquello en lo que aún necesita trabajar. Para los docentes, la evaluación puede servir para reflexionar sobre la propia enseñanza y dar pie a la innovación de la práctica. Además, la evaluación responde a la necesidad institucional de acreditar los resultados educativos y asignar calificaciones a los alumnos dependiendo de la medida en que hayan alcanzado objetivos particulares.

La evaluación es un elemento central del currículo, dado que tiene el poder de afectar los propósitos y la metodología. En otras palabras, aquello que se evalúa se convertirá en el centro de atención de maestros y alumnos, y la manera en que se evalúe determinará las formas de interacción entre maestro y alumnos en el salón de clases.

Dadas las características del objeto de estudio de este programa, la evaluación deberá concentrarse tanto en los procesos que se siguen para la interpretación / producción de textos como en lo productos. De tal forma, la evaluación no puede ser un evento aislado que ocurre al final de un periodo de enseñanza. Necesita constituirse en un proceso continuo a través del cual se recoge información sobre la enseñanza y el aprendizaje. En las siguientes secciones se describen algunas de las maneras en que dicha información puede ser recopilada.

3.3.1. La evaluación del aprendizaje

Tradicionalmente los exámenes han sido quizá la única manera de recoger información para evaluar a los alumnos. Los exámenes son generalmente herramientas prácticas y eficientes para reunir datos, pero no son siempre fáciles de diseñar. Si es necesario emplearlos, el docente puede hacer uso de exámenes previamente elaborados o puede diseñar sus propias pruebas. En la segunda situación, los maestros deben concentrarse en producir exámenes apropiados para los propósitos de la evaluación (por ejemplo, diagnóstico, prognóstico, integral / sobre puntos particulares, subjetivo / objetivo, etcétera), que sean válidos y confiables, y que utilicen tipos de ejercicios diferentes y apropiados (por ejemplo, pregunta-respuesta, verdadero-falso, relacionar columnas, etcétera).

Ademas de los exámenes, se pueden utilizar al menos otras cuatro fuentes para recopilar información sobre el aprendizaje:

a) La evaluación del docente. Este es un estimado subjetivo del desempeño del alumno.

b) La evaluación continua. Este es un proceso en el que se combinan las calificaciones obtenidas en diversas tareas a lo largo de un periodo determinado para asignar una calificación general.

c) La autoevaluación y la evaluación entre pares. Consiste en que los alumnos evalúen su propio desempeño o el de sus compañeros, y para ello utilicen criterios claramente establecidos y que deberán ser previamente acordados.

d) Los portafolios. Este es un proceso en que los alumnos recogen los productos de diversas tareas efectuadas a lo largo de un periodo dado, y los archivan como evidencia de su desempeño. Es importante que los alumnos tengan control sobre sus portafolios y la responsabilidad de decidir qué se incorpora en ellos.

Este programa sostiene que en la medida en que se varíen las maneras de recopilar información sobre el aprendizaje, se podrá tener una visión más clara de los aprendizajes reales de los alumnos. Cada bloque del programa presenta sugenrencias para obtenerinfromación sobre el aprendizaje en formas variadas.

3.3.2. La evaluación de la enseñanza

Evaluar la enseñanza es esencial para mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje. Al igual que con la evaluación del estudiante, los maestros pueden recopilar información sobre su práctica docente de diversas fuentes:

a) Los maestros pueden recibir retroalimentación por parte de sus estudiantes en maneras más o menos estructuradas (desde cuestionarios formales hasta charlas informales).

b) Los maestros pueden obtener información a través de la reflexión personal sobre su práctica docente, preferiblemente de una manera estructurada (por ejemplo, grabar una sesión o anotar los detalles de una clase) que permita al maestro enfocarse en áreas específicas.

c) Los maestros pueden recibir retroalimentación por parte de sus colegas que estén dispuestos a observar algunas clases, a ser observados y a compartir la retroalimentación de una manera respetuosa. Un elemento importante de este proceso es el llegar a acuerdos sobre las áreas que requieren atención antes de que la observación se lleve a cabo para llegar a ella con un objetivo claro.

La evaluación del maestro, como se dijo anteriormente, tiene la intención de incrementar la calidad de la enseñanza en beneficio de los estudiantes. Adicionalmente, la evaluación del maestro puede tener un efecto importante en el desarrollo personal y profesional del docente.

Back to Home

www.ssenglishteacher.com Email: ssenglishteacher@gmail.com Design: Francisco Amador Garcia

www.exploringoaxaca.com

Culture, ecoturism, archaeology, beaches, legends, temples, convents, surfing, museums.